Octavo round de Cortometrajes

Comenzamos la última semana de julio con el pase número ocho de Cortometrajes a Concurso. Entramos en el ecuador de la Sección Oficial con una sesión con un marcado sabor franco-hispano. Otra noche más repleta de espectadores fieles a su cita con el Festival de Islantilla.

La cañada de los ingleses

La cañada de los ingleses Festival Islantilla

A esta bella producción española le tocó abrir la noche. Víctor Matellano nos habla de Hans Christian Andersen en su visita al cementerio inglés de Málaga. Y lo hace ayudado de una excelente dirección de arte (Yvonne Blake ganadora de un Oscar y varios Goya), de una deliciosa banda sonora y una sugerente fotografía bajo la luz de las antorchas. Manuel Bandera y Nadia de Santiago dan vida al propio Andersen y a su Sirenita. Un cuento de hadas narrado con las voces de Jack Taylor y Leonor Watling. Un precioso comienzo de la octava jornada del concurso.

La fugue

La fugue Festival Islantilla

La primera producción francesa de la noche fue esta pieza dirigida y escrita por Xavier Bonnin. Simona presenta muestras de quesos en el Mercado de los Cuatro Caminos de Aubervilliers. De repente aparece Michael, un antiguo compañero. Entre ambos quedan asignaturas pendientes y no saben como poder aprobarlas. A través de un buen uso del día y la noche nos adentramos en la personalidad de su protagonista. La actriz Simona Maïcanescu nos da un auténtico recital interpretativo exclusivamente a través de su mirada, a la que no puede evitar dejar escapar unas lágrimas al final. Toda una lección de cine del que cala hondo en el espectador.

La noche de las ponchongas

La noche de las ponchongas Festival Islantilla

Desde la ECAM nos vuelve a llegar un nuevo cortometraje con la misma calidad que caracteriza a la escuela de cine madrileña. Roberto Bueso se rodea de un grupo de adolescentes para unirlos en un bosque junto a un lago. Antes de irse a vivir a Barcelona, Jorge pasa su última noche con sus tres mejores amigos en un bosque cerca de su pueblo. Cuando todo apunta a que ha sido una mala idea, ocurre algo con lo que ninguno de ellos podía contar: tres chicas mayores toman el sol semidesnudas al otro lado del río. Excelente. Y es que el cine con adolescentes desde que François Truffaut nos enseñó “Los 400 golpes” ha dado muchísimas obras maestras.

La queue

La queue Festival Islantilla

Volvemos de nuevo a Francia, pero esta vez lo hacemos con una desternillante comedia dirigida por Yacine Sersar. Esta pequeña obra llenó de carcajadas el patio de butacas. El actor francés Jean-Paul Róuve da vida a un hombre atrapado en la cola de un supermercado. En los diez minutos que dura está ficción va sucediendo un gag tras otro, todo con un marcado minutado de reloj, como hacen las buenas comedias. Y como una buena comedia necesita… un final a la altura de la obra. Con total seguridad, cuando estemos esperando en la cola de algún supermercado, nos acordaremos de las pericias de este protagonista… y se nos dibujará una sonrisa en la cara.

La última tarde

La última tarde Festival Islantilla

Ruy Balañá hizo cambiar de tercio la noche ofreciendo este drama en la mesa del Patio Central de la Oficina de Turismo de Islantilla.  Ana sufre una enfermedad neurodegenerativa, y su hijo Alberto se la quiere llevar a vivir a su casa junto a su mujer e hijos. Pero Ana trae consigo muchos fantasmas del pasado. Con una soberbia Vicky Peña de protagonista nos dejamos llevar por esta triste historia que se repite de padres a hijos, o más bien de madre a hijo. Cada movimiento de Vicky Peña, cada gesto, su mirada, su voz… todo lo que hace es para sumar dramatismo a la historia. Un gran aplauso merece el trabajo de la actriz. Muy grande.

La visita

La visita Festival Islantilla

Y para cerrar la noche regresamos a la comedia de la mano de Carmen Bellas. Carla ha venido a Madrid para presentar a su madre su novio Miles. Recién llegados a casa, la pareja empieza a recoger sus cosas para irse de viaje. La madre, que apenas ha disfrutado de su compañía, trata de despedirse de ellos. Y todo está contado en un único plano secuencia que va detrás de la protagonista de un rincón a otro de la casa. Un plano único sostenido en el buen hacer de la actriz María Barranco. Ella es la que va llevando la marca por donde se tiene que ir moviendo la cámara. Difícil pero perfectamente conseguido. Un buen ejercicio de estilo narrativo para despedir una noche más de cine bajo las estrellas.

Anuncios

Un pensamiento en “Octavo round de Cortometrajes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s