Cortometrajes, Sesión 11 bajo la Luna

La Sección Oficial a Concurso de Cortometrajes avanza semana a semana bajo la luz de la luna. Las proyecciones en riguroso orden alfabético  se suceden unas tras otras hasta llegar a los 100 trabajos en competición. Anoche fue el pase número once de los quince programados. Argentina, Colombia, España y Reino Unido fueron los reyes de la noche.

Night Armour

Night Armour Festival Islantilla

Abrió la noche esta comedia británica dirigida por Carolina Giammetta bajo una producción y guión de Carol Younghusband. Cita a ciegas. Los amantes se conocen, se gustan, lo pasan bien, llegan al final de la cita, todo parece ser un éxito, pero… No todo es como parece. Extensiones añadidas de pelo, uñas postizas, mucho maquillaje y como no, la faja. Hizo reír al espectador en esos momentos claves donde la protagonista se despojaba de su “armadura” para la seducción. Desde siempre el humor británico hila muy fino para conseguir despertar la mayor de las sonrisas en el espectador. Y con esta noche de ¿amor? lo vuelve a conseguir.

No Love Lost

No Love Lost Festival Islantilla

Seguimos en Reino Unido pero cambiando totalmente de género. Este drama, contado sin diálogos, dirigido por Shekhar Bassi nos habla de las relaciones humanas entre culturas totalmente opuestas. Un joven judío enamorado de una joven árabe. Tienen que llevar su amor en secreto ya que sus familias jamás entendería su relación. Ambos hacen vida religiosa con los suyos, para después entregarse el uno al otro en un amor verdadero. Pero hay un tercer vértice en este triángulo. Una joven skinhead que no soporta esta relación. ¿Odio o quizás celos?. Con una excelente banda sonora de Renan Franzen esta pequeña joya británica hizo emocionar a todo el patio de butacas.

No mires ahí

No mires ahí Festival Islantilla

Y tras la comedia y el drama nada mejor que dar paso a una cinta de terror. Marta vuelve a casa de su madre para pasar unos días con su hermana pequeña. El extraño comportamiento de la niña y el recuerdo latente de un triste suceso provocarán que Marta sospeche que la casa está siendo habitada por una inquietante presencia. Daniel Romero dirige con estilo esta historia que consigue aterrorizar al espectador. Hay un par de secuencias en las que el espectador no puede evitar pasar auténtico miedo. Gran trabajo de equipo. Unas actrices estupendas, una cuidada dirección de arte y una música al servicio de lo que se pretende: aterrorizar. Miedo.

Otsoko

Otsoko Festival de Islantilla

Historia de raíces, de familia. Tradición. Y la tradición se respeta y se sigue. Imposible saltársela. Ander Iriarte nos lleva de la mano a los montes, a la caza del lobo. Gotzon inicia junto a su padre el rito de la iniciación. Todo va según lo previsto, como se hace desde años y años. Pero hay algo con lo que no contaban: un encuentro inesperado con un lobo cara a cara. El pequeño sabrá ver, por primera vez en muchas generaciones, que le uno mucho más al lobo que a su sangre familiar. Con una bellísima fotografía de Marina Codina, esta historia de hombres y lobos consiguió emocionarnos bajo las estrellas.

Pacto

Pacto Festival Islantilla

Cruzamos el Atlántico hasta llegar a Colombia. Las dos últimas piezas de la noche tuvieron el sello iberoamericano. Amanda y Julieta son dos hermanas colombianas que viven en España mientras su madre sorda vive en una remota finca Colombiana. Sus vidas en Europa no es como esperaban, o tal vez sí, pero de ninguna de las maneras quieren que su madre sufra por ellas. Y para eso lo mejor es la mentira. Fingir que todo va bien. Ojos que no ven, corazón que no siente. Pedro Miguel Rozo firma esta obra apoyada en el buen trabajo dramático de las actrices Rosa Amelia Martínez y Diana Morales. Al final consigue dejarnos un nudo en la garganta. Un silencio de tristeza. Excelente muestra del buen estado de salud de cine colombiano.

Palo blanco

Palo blanco Festival Islantilla

Argentina fue la encargada de despedir la noche. Cine onírico, sugerente. Una mirada poética a la playa de Berisso y por contraste a Puerto Madero. Lo antagónico de la sociedad. Igor Galuk narra esta historia apoyado en potentes encuadres bajo la luz de la dirección de fotografía de  Ignacio Izurieta. Los mundos se mezclan, como los colores, como la música, como los protagonistas. Natalia Pelayo aporta su belleza y su mirada. Federico Savslavsky da el contrapunto perfecto a la actriz. Y la música de Daniel Melingo hace el resto. Genial fin de noche a ritmo del mejor tango cinematográfico. Argentina sabe mucho, pero mucho de cine. Y las producciones de Ríocine son buena prueba de ello. Un aplauso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s