Directores que conquistan la Luna

Seis actrices nominadas. Seis actores nominados. Y por supuesto también seis directores nominados. Ellos son los finalistas en la categoría de Mejor Dirección de los Premios Luna 2014. Seis formas diferentes de enfrentarse a una historia pero con seis objetivos exactamente iguales: conquistar al espectador. De los seis sólo uno ganará su Luna el sábado 30 de agosto en la Gala de Clausura del Festival de Cine más largo de España.

Pablo Diconca por “Dos días y medio”

Pablo Diconca Festival Islantilla

El mérito de Pablo Diconca al frente de “Dos días y medio” es doble, ya que además de dirigir también interpreta al protagonista de la cinta. Rodada en un idílico paisaje canadiense, el director uruguayo consigue hipnotizar al espectador a lo largo de la hora y media de duracción. Un padre, un hijo y un perro ante la inmensidad de un bosque y un lago. Pablo consigue hacer magia, de ese tipo de magia que va directa al corazón. Su apuesta es arriesgada y no solo sale ileso de ella, lo que Diconca consigue es dejarnos una obra de arte delante de nuestros ojos.

Jorge Dorado por “El otro”

Jorge Dorado Festival de Islantilla

Jorge Dorado fue nominado en los Goya de este año por su ópera prima “Mindscape”. Pero antes de dar el salto al largo con esta obra rodó uno de los cortometrajes más nominados de esta edición, “El otro”. La frialdad helada del entorno del protagonista contrasta con el calor de su corazón, a pesar de sufrir un transtorno que desea solucionar con todas sus fuerzas. La forma de dirigir de Dorado es sumamente elegante. Todo está perfectamente elegido para esta historia, hasta el más mínimo detalle de la excelente dirección de arte. Y esto sólo se consigue con un gran director que mima su criatura audiovisual. Jorge aúlla para conseguir su Luna.

Toni Bestard por “Foley Artist”

Toni Bestard Festival Islantilla

Lo que Toni Bestard hace en “Foley Artist” es puro artificio cinematográfico. Cada segundo va rizando un nuevo rizo, y así uno tras otro haciendo crecer más y más su historia. Estamos ante un clarísimo ejemplo de cine de director. Su huella es inmensa a lo largo de todo el metraje. Todo está perfectamente estudiado, es como un puzzle al que no le puede faltar ninguna pieza. Y todo al servicio de las emociones, de las sensaciones, de los sentimientos. Quizás sea la apuesta más arriesgada de las seis. Esto puede ser su mejor carta para ganar el premio, aunque el resto de sus compañeros no se lo quieren poner nada fácil.

Dani de la Orden por “Nadador”

Dani de la Orden Festival de Islantilla

Emoción y suspense de la mano. El corazón en un vilo junto al disfrute visual de maravillosas imágenes. Un nudo en la garganta y un palpito en el corazón. Todas estas contradicciones se unen en perfecta armonía de la mano de Dani de la Orden. Su realización en “Nadador” es para aplaudir. Nos dejamos guiar por él de principio a fin a través de la agonía de su protagonista adolescente. Si el jurado quiere apostar por la belleza audiovisual el premio sería para él. El final que nos propone Dani es la mejor guinda posible para terminar su cortometraje con el beneplácito del espectador.

David Sáinz por “Obra 67”

David Sáinz Festival de Islantilla

Tras sus comienzos al frente de una de las más exitosas series online, “Malviviendo”, David Sáinz da un salto sin red en su primer largometraje. Rodada bajo la consigna de Calle 13 bajo el lema “Little Secret Film”, donde las normas son rodar un largometraje en apenas 3 días y sin guión. ¡Vaya reto!. Y David Sáinz lo consigue. Más que conseguirlo, lo borda. Esta comedia es puro divertimento hecho con inteligencia. Risas y más risas, pero con todo el arte que una buena comedia necesita. Muy difícil lo que Sáinz ha hecho y conseguido, por eso está por derecho propio nominado a la Mejor Dirección. Sin duda, el jurado va hablar mucho de él en las deliberaciones.

Rodrigo Sorogoyen por “Stockholm”

Rodrigo Sorogoyen Festival de Islantilla

Nominado al Goya como Mejor Director Novel por esta película que arrasó en la primera edición de los Premios Feroz. Es el que más prensa (y de la buena) trae detrás de su película de todos los finalistas. Rodada prácticamente en un único decorado y con dos personajes. Él y Ella. El trabajo de Sorogoyen es tan bueno que apenas se nota que está detrás de la cámara. Para él lo importante son sus actores. Y consigue sacar lo mejor de ellos. Javier Pereira y Aura Garrido que también están nominados en sus categorías. Tan sólo por esa maravillosa secuencia de ballet que es la bajada en ascensor de él y de escalares de ella ya merece la Luna.

Los seis ya han tenido el aplauso de la crítica con sus obras. Ahora es el momento de recibir el aplauso del Jurado Oficial en forma de Luna. El sábado 30 de agosto en el Palacio de Congresos de Islantilla sabremos quién de ellos lo consigue.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s