Sesión 4 de Cortometrajes a Concurso

Avanzan los títulos de la Sección Oficial de Cortometrajes, pase a pase se van proyectando los 100 títulos que componen la competición. Ayer jueves fue el turno de la cuarta sesión de cortometrajes. Aún quedan diez sesiones más por delante antes de llegar a la gran final. En el pase de anoche, donde una vez más hay que agradecer el numeroso público que acude fiel a su cita de cine bajo la luna, tuvimos la oportunidad de disfrutar de producciones procedentes de Ecuador, España, Estados Unidos, Luxemburgo y Siria. Una excelente muestra internacional de los mejor que se cuece en el cine en metraje pequeño.

Epidemia

Epidemia

Cuando una estudiante en el extranjero vuelve para pasar las navidades de 1994, descubre que algo inquietante ha ocurrido en su ausencia. Con esta divertida y “enigmática” comedia se abrió la noche. Alejandro Portaz escribe y dirige esta historia basada en hechos reales. Marina Alegre, interpreta a la protagonista que regresa de Londres para encontrarse con una España totalmente desconocida y poseída por palabras como”Conodemor”, “No puedor, no puedor” o “Te das cuen”. Y es que el maestro Chiquito de la Calzada ha hecho muchísimo por la comedia, y ahora Alejandro Portaz le rinde este especial homenaje con su cinta. Para no parar de reír.

Extraños en la carretera

Extraños en la carretera

Carlos Solano rueda con una impecable factura técnica esta película a medio camino entre el thriller y la comedia romántica. uyendo de un coche negro, Mikel acaba en el bar de Sara, una chica a la que le cuesta confiar en los demás. Hasta que finalmente Sara consigue entregarse por completo a Mikel. Con dos protagonistas con absoluta química entre ellos, Miki Esparbé y Macarena García, nos adentramos en esta escapada a través de una interminable carretera. Excelente dirección de fotografía de Borja López Díaz, así como la música de Iván Palomares. Son en total veinte minutos del mejor cine en estado puro.

Fe

Fe

Adolfo, el cura del pueblo, recibe la llamada de una familia desesperada. Creen que su hija está poseída por el demonio. Así comienza esta historia escrita y dirigida por Juan de Dios Garduño. Desde el primer segundo nos mantiene en alerta, con algunas pinceladas de comedia, sobre lo que está pasando realmente en esa casa. ¿Estará de verdad la hija poseída o son los padres los que están obsesionados con ello?. Con un reparto de lujo encabezado por el siempre excelente Víctor Clavijo que da vida al sacerdote, acompañado de Eva Isanta y Jorge Cabrera como los padres de la niña. No vamos a destripar el final que Juan de Dios Garduño nos tiene reservado… pero merece la pena dejarse llevar… Y es que a las películas de terror siempre les ha sentado muy bien alguna risa que otra.

Ferruccio, storia de un robottino

Ferruccio storia di un robottino

Desde Italia llegaba la siguiente producción de la noche. Stefano di Felici dirige esta historia que escribe en colaboración con Federica Hulda. Duccio es inventor por vocación y se enfrenta a un gran reto en su taller. Gracias a su determinación y a un poco de magia, un cortocircuito creará a Ferruccio, un robot contruido de partes recicladas. Pinocho o Pinoccio es una figura altamente reconocida en Italia, quizás algo más que eso, es un símbolo italiano más. Por eso Stefano di Felici nos lo cuenta adaptándolo a tiempos más actuales. Rodada con la magia necesaria que deben tener todos los cuentos. Este Ferruccio (o Pinoccio) va directo al corazón del espectador para hacerse un hueco dentro de él. Viva Italia.

Fils

Fils

Y de Italia a Luxemburgo. No es la primera que este país europeo compite en el Festival de Islantilla, pero sí que es la primera vez que lo hace con una historia tan contundente, hablando de un terrible drama personal que llega a perturbar la mente del protagonista. Sébastien no acepta que se hijo esté en coma. Comienza a hacerse preguntas sobre la realidad… Esta es la historia que nos cuenta Cyrus Neshvad, que dirige, produce y escribe su película. Neshvad nos lo cuenta desde la oscuridad, desde las tinieblas (ese psiquiátrico infantil a oscuras), desde el fondo de la mente del dolorido padre que se niega a perder a su hijo. Implacable a la misma vez que impecable. Nos hiela el corazón, pero lo hace con tanta maestría que nos dejamos llevar.

Fireplace

Fireplace

En la víspera de Navidad en Siria, un niño pequeño juega al escondite con su padre y él escoge el lugar más inesperado para esconderse, la chimenea. Coproducción entre Estados Unidos y Siria. Basada en una historia real de las muchas que pueblan en la triste tragedia del pueblo Sirio. Los hermanos Bayazid, Muhammad y Samah, son los directores, guionistas y productores. Ellos son los responsable de este pequeño corto de cristal, donde a través de la historia de un niño atrapado en una chimena nos narra la barbarie de la guerra. Luciana Flogio aporta la melodía necesaria para contar esta historia sin diálogos. Toda una joyita cinematográfica con la cruda realidad como telón de fondo.

Fracturas

Fracturas

De nuevo una producción procedente de la ESCAC con su inconfundible sello de calidad.Diana va al hospital porque su hija se fracturó una pierna. Tratando de indagar lo ocurrido se dará cuenta de que en su vida familiar se ha roto algo más que un hueso. David David nos habla de tres generaciones diferentes de mujeres. Las tres unidas, pero con fracturas que acaban de comenzar a verse. María Molins es la madre. La encargada de velar por la hija y por la abuela. Míriam Planas en la hija, ella al romperse la pierna abre la temible caja de Pandora. Y Mercé Arénaga es la abuela. Su trabajo brilla e ilumina al resto de personajes. Una película para saborear… de la misma forma que se saborean los mejores vinos.

Frontera

Frontera

Y a Ecuador le tocó cerrar la noche con una cinta de animación.  1941. En un territorio donde se libra un conflicto bélico, un niño juega a la guerra. Un día encuentra a un soldado herido y decide cuidarlo. Pronto el juego termina y el debe enfrentarse a la realidad. A través de la animación, el realizador ecuatoriano  Fabián Gunamí Aldaz, nos habla de la pérdida de la inocencia de un niño a través de la guerra. Lo que comienza siendo un juego de niños se convierte en un bélico juego de adultos. Jugar a la guerra va a dejar de ser divertido para el joven protagonista. Una excelente prueba del altísimo nivel de la animación del otro lado del Atlántico. Estupendo fin de fiesta para cerrar la segunda semana de proyecciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s